Manuel Leyva, alcalde de Adamuz: "El futuro de Adamuz pasa por saber combinar turismo y aceite de oliva"

En estas entrañables fiestas en honor de la Virgen del Sol, cuando la patrona ya está en la localidad para que los adamuceños la sientan más cerca, toca hacer balance del año, haciendo un recorrido por el trabajo que se ha venido desarrollando en los últimos meses desde el equipo de gobierno.

--¿Qué análisis hace de este último ejercicio?
--A pesar de la crisis económica, el Ayuntamiento de Adamuz tiene una serie de proyectos que se siguen ejecutando y poner en marcha, a pesar de los problemas que nos estamos encontrando por el camino. Tenemos un gran proyecto culminado, que será emblemático para nuestro pueblo, como es el Centro del Olivar de Sierra, que esperamos que la oposición nos permita abrirlo pronto y no lo bloquee, como está haciendo. El PP e IU se han puesto de acuerdo para boicotear la apertura. Considero que hemos construido uno de los mejores centros del olivo a nivel mundial y estamos muy ilusionados con él, porque estamos embarcados en un proyecto de oleoturismo y puesta en valor de los recursos endógenos de nuestro territorio desde un respeto al medio ambiente.

--¿Cómo están las instalaciones deportivas?
--Las seguimos mejorando día a día. De hecho, recientemente hemos construido una pista de pádel, estamos haciendo una reforma integral de los aseos de la piscina municipal y, por otro lado, decir que estamos construyendo una sala de formación para seguir con nuestra política habitual, así como una continua mejora de los caminos rurales.

--¿Qué pretenden con ello?
--Sobre todo optimizar los recursos para ponerlos a disposición los adamuceños, ofreciendo los mejores servicios y seguir realizando inversiones que generen empleo, instalaciones e infraestructuras para ampliar de este modo la calidad de vida de los vecinos.

--Otro aspecto a tener en cuenta en su pueblo es la amplia oferta turística que se está generando, de la que la opinión pública se ha hecho y esté reconociendo. ¿Qué opina de ello?
--Efectivamente. Esto se debe al trabajo que desde hace más de una década se viene realizando desde el Ayuntamiento de Adamuz, tratando de mentalizar a los ciudadanos de que no solo se puede vivir del monocultivo del olivar, ya que contamos con una importante riqueza natural, paisajística, patrimonial y gastronómica. La Botijuela, las jornadas el Camino Real de la Plata, la Candelaria, etcétera, son citas cuya misión es, además de acentuar los valores locales (aceite e historia), atraer al turismo para que nos conozcan y esto se ha convertido en un reclamo que pone de manifiesto que Adamuz está muy cerca de cualquier punto de la provincia y ofrece un turismo de calidad.

--¿Qué balance hace, por ejemplo, de La Botijuela?
--Nos visitaron miles de personas. Adamuz se llenó de vida, funcionaron todos los establecimientos de la hostelería… Por tanto, con la puesta en valor de los recursos patrimoniales seguiremos trabajando, además de que están triunfando. Adamuz se está consolidando poco a poco como un destino turístico de interior importante. Estamos trabajando en proyectos individuales como pueden ser el de Oleoturismo con el Centro de Interpretación del Olivar de Sierra, que creemos que es un centro de referencia a nivel nacional, y también estamos trabajando con el territorio de Sierra Morena con proyectos tan emblemáticos como el Starlight, del que recientemente hemos recibido el reconocimiento como tal de la Unesco. Esto pone de manifiesto que en Sierra Morena tenemos la mayor reserva de territorio para ver las estrellas en el universo con una calidad ambiental excelente. Esto ha sido reconocido por los estudios realizados por empresas especializadas, siendo supervisado por el observatorio astronómico de Canarias.

--¿Qué supone esto?
--Un gran reto. De hecho, las estamos poniendo en valor para hacer de Sierra Morena un centro de referencia del turismo. Además, Adamuz, como pueblo, quiere estar a la cabeza del mismo.

--La ruta del agua, los montes comunales, la ornitología, etcétera, se suman a este importante bagaje turístico. Es alucinante, ¿no?
--La verdad que sí. Hemos diseñado muchas rutas para visualizar aves y de hecho hay dos empresas de turismo activo en la localidad que son muy dinámicas y que están trayendo a muchas personas hasta aquí. Alpasín atrae a muchos turistas en el mundo de la ornitología y Senderos Córdoba en el mundo del senderismo, que está haciendo también una buena labor para traer personas a nuestro territorio. Tenemos un espacio con unos valores ambientales y una belleza magnífica que tenemos que poner en valor. Para eso es importante todo lo que en los últimos años hemos hecho las administraciones, abriendo rutas y poniendo en valor el territorio. Se ha generado una oferta complementaria de alojamientos y hacían falta empresas, que ya están surgiendo. Han completado el ciclo para que puedan venir muchas personas.

--El turismo y el olivar deberían conjugarse, ¿no cree?
--Estoy de acuerdo. De todas maneras el olivar se sierra es el gran perdedor de la PAC. No va a haber ayudas diferenciales para nuestros olivares, que generan mucha más mano de obra y tiene muchos más costes. El gobierno de la nación no ha tomado en cuenta nuestras propuestas. No obstante, consideramos que nuestro pueblo tiene suficiente fortaleza para que, con nuestros agricultores, que son capaces de producir más de 7 millones de kilos de aceite, la promoción y el valor añadido de nuestra denominación de origen Montoro—Adamuz, de alguna forma nuestros aceites se están exportando a puntos tan distantes como China, Japón o Estados Unidos,…, aunque en algunos lados se nos niegue el pan y la sal, en otros estamos trabajando bien para sacar el mayor valor añadido a nuestro aceite, que además es el más rico en polifenoles y casi un medicamento.

--¿Cómo se come en Adamuz?
--Como en casi todos los puntos de Andalucía se come muy bien. Nosotros tenemos una gastronomía muy particular y unos magníficos establecimientos de hostelería que hacen las delicias de los vecinos y visitantes.

--Está aquí la feria. ¿Qué mensaje envía a los vecinos y a los visitantes?

--Tenemos un buen programa para la feria y estamos seguros de que va a agradar a personas de todas las edades, desde niños, jóvenes, mayores y amantes de la cultura y la diversión. Espero que nos visiten. Se ha diseñado un gran programa, por lo que todas las personas que nos visiten podrán echar un buen rato con nosotros, porque somos hospitalarios, el visitante se siente en familia y estoy seguro que se pasarán unos gratos momentos.